5 CLAVES PARA MEJORAR LA EFICIENCIA ENERGÉTICA DE TU CASA ANTES DEL OTOÑO

Las semanas previas a la entrada del otoño son las mejores para preparar nuestra casa y que el invierno no nos pille por sorpresa. La bajada de temperaturas no sólo nos hace pasar frío, también rebaja sustancialmente nuestra cuenta corriente debido a los gastos que tenemos que afrontar para calentarnos.

Por eso hoy queremos compartir con vosotros algunas claves para hacer nuestra casa un espacio más confortable desde el punto de vista del ahorro y la eficiencia energética.

La pregunta clave que debemos hacernos es ¿en qué punto estoy invirtiendo demasiada energía o dejando pasar el frío? para, una vez detectados, comenzar a revisarlos y poner solución a aquellos que no precisen de la intervención de un profesional.

Comprueba el estado de puertas y ventanas.

Revisar cómo cierran estos elementos es vital, así como si los cristales están bien ajustados. A veces, la colocación de un burlete o goma aislante puede reducir significativamente la entrada de frío y, por tanto, reducir el gasto necesario para calentar esa estancia. En otras ocasiones quizá sea necesario instalar ventanas de doble cristal y cierre hermético, a la larga amortizaremos esa inversión en ahorro en calefacción.

Qué puedes hacer en la cocina.

Parece obvio, pero no olvides que descongelar los alimentos antes de cocinar y tapar cazos y cazuelas mientras lo hacemos también nos ayuda a ahorrar energía.

 Revisa tus electrodomésticos.

La nevera es uno de nuestros grandes aliados para mantener frescos los alimentos, pero también uno de los aparatos que más consume. Ajusta su tamaño a lo que realmente necesitas, una familia numerosa optará por uno de doble puerta o incluso por un arcón congelador si tiene espacio mientras que otra de tamaño medio tendrá suficiente con un frigorífico de puerta individual.

Todos sabemos que debemos poner la lavadora a tope de su capacidad, pero piénsalo, ¿realmente lo haces? El termo del agua caliente también consume más energía en función de su tamaño por eso si el consumo no es muy elevado o todos no coinciden a la vez en la ducha con uno de 30 litros será suficiente. ¡Ah!  Y revisa si debes aujstar sus pautas de uso, reduciendo la temperatura de salida, lo que se detecta fijándote en si debes añadir mucha agua fría para llegar a la temperatura ideal.

Y como reflexión general, piensa si vale la pena cambiar los aparatos más antiguos por otros más eficientes y de clase energética A+++.

 Pégale un vistazo a tus lámparas.

No nos cansaremos de decirlo, siempre siempre es una buena inversión cambiar las lámparas de bombilla tradicional por las de bajo consumo tipo LED. Observar las necesidades de sustitución de lámparas obsoletas de incandescencia por fluorescentes o Leds y reubicar las lámparas existentes para que iluminen mejor con menos gasto.

Pon a punto tus aparatos de calefacción.

Es tiempo de purgar los radiadores, comprobar y limpiar los filtros de los aparatos de aire acondicionado y revisar estufas y calefactores, comprobando el estado de cables, enchufes y resistencias eléctricas.

Como habrás visto, hay un buen puñado de pequeños gestos que puedes hacer para mejorar el consumo energético de tu hogar y tratar de ajustar el gasto energético de tu casa a las necesidades reales de aquellos que viven en ella. Te animamos a que los pongas en marcha ¡no te arrepentirás!

Genera Quatro

Add your Biographical Info and they will appear here.